TERAPIA FAMILIAR

 

En la terapia familiar se identifican formas de relacionarse en la familia que no son sanas para el desarrollo personal de los miembros como adultos maduros y autónomos emocionalmente.

 

En este tipo de terapia no es necesario que exista una patología como tal en alguno de los miembros de la familia. En ocasiones los conflictos derivados de la falta de comunicación eficaz o de las pautas de relación provocan que más de un miembro de la familia se encuentre mal, sin que exista un problema mayor.

 

Esta terapia ayuda a identificar patrones de relación disfuncional y carencias en los vínculos emocionales.

 

  1. Evaluamos la situación mediante diferentes pruebas psicométricas y métodos de observación.

  2. Hacemos la entrega de la información a la familia

  3. Planteamos un programa de intervención