TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, o TDAH, es la patología psiquiátrica más común en la población infantil, padeciéndola entre un 2% y un 5% de los niños, aunque cabe destacar que los varones la sufren con mayor frecuencia (4♂:1♀).

Este trastorno está relacionado con un desequilibrio de los neurotransmisores dopamina y noradrenalina, los cuales actúan en las áreas cerebrales encargadas del autocontrol y de la capacidad de inhibir comportamientos inadecuados.

 

SÍNTOMAS DEL TDAH

Debido a las alteraciones neurológicas que el TDAH conlleva, puede causar en el niño ciertos rasgos característicos, los cuales se manifiestan en diversos ambientes de la vida del niño (casa, colegio…):

  • Hiperactividad: la necesidad de movimiento y actividad es mayor a lo esperado para su edad.
  • Impulsividad: le resulta difícil inhibir o controlar sus conductas, emociones y pensamientos.
  • Inatención: prestar atención o concentrarse le resulta muy difícil, y le supone un gran esfuerzo y desgaste.

 

EVOLUCIÓN DEL TDAH

El TDAH suele presentarse antes de los siete años y es una patología crónica, con lo que es muy frecuente que los síntomas se mantengan durante la adolescencia (80% de los casos) e incluso durante la edad adulta (30-65% de los casos). A pesar de ello, los síntomas varían tanto de intensidad como de forma:

  • 0 – 5 años: los niños desarrollan la motricidad precozmente, comienzan a caminar muy rápido y suelen ser de carácter inquieto.
  • Edad escolar: con la subida del nivel de exigencia escolar y la introducción al proceso de aprendizaje de la lectoescritura, es cuando se suelen detectar los casos de TDAH. Asimismo, el aumento de exigencia y la falta de tratamiento adecuado pueden derivar en fracaso escolar.
  • Adolescencia: la forma en la que el TDAH se manifiesta cambia de forma significativa. La hiperactividad disminuye en gran medida, aunque se mantiene una sensación de inquietud. A pesar de ello, la inatención y la impulsividad se mantienen hasta en un 80% de los casos.

 

TIPOS DE TDAH

Los síntomas arriba descritos no siempre están presentes de forma conjunta, así pues, existen varios tipos de TDAH dependiendo de la sintomatología predominante:

  • Hiperactivo-impulsivo: destacan la hiperactividad y la impulsividad.
  • Inatento: destaca la inatención.
  • Combinado: destacan los tres síntomas característicos del TDAH.