SER PERMISIVO, UNA BUENA OPCIÓN

Se dice mucho por ahí que los padres y las madres permisivos y permisivas,  ponen en peligro la educación de sus hijxs… se dice eso y muchas otras tonterías.

Porque  no es así. Por supuesto que no. La cuestión es que la gente confunde lo que es ser permisivx con el pasotismo. Porque señores y señoras, los ma/padres permisivxs, son permisivxs porque saben bien lo que tiene que hacer, porque se han formado y se han informado,  y porque realmente les importa la educación de sus hijos ya que saben que es la clave para poder crear un mundo mejor.

Los padres permisivos enseñan y guían a sus hijxs y tienen claro todo lo que pueden permitirles, al igual que tienen claro los límites que tienen que poner para protegerles. Porque los ma/padres permisivos sí ponen límites, pero ponen los límites que realmente importan, y son firmes en ellos.

Lo que no hacen es poner límites que en realidad solo responden a las necesidades de las personas adultas. Limites que muchos otros ma/padres sí que ponen, pero al final terminan cediendo, porque se dan cuenta de que realmente no tenían mucho sentido.

Y es aquí donde está el problema. En CEDER continuamente ante comportamientos amenazantes, agresivos… porque sí,  lxs niñxs se ahogan ante tanta norma y al final terminan comportándose de esta manera, intentando conseguir saciar todos esos intereses y necesidades que tienen y que no podemos negar continuamente. Y en estos casos  al final no confían es sus ma/padres y cogen las riendas de su educación, porque el autoritarismo que sufren, no les ayuda a desarrollarse como realmente se merecen. Porque no les queda más remedio que pelear por saciar sus instintos.

En cambio, si somos  nosotros los que decidimos permitirles todo eso que necesitan desde el principio, confiaran en nosotros y nos convertiremos en sus guías, y en las personas en las que realmente confían.

Así que como dice una persona a la que admiro mucho, recordad que:

ES MEJOR CONCEDER QUE CEDER

Y aquí os dejo un enlace a un texto precioso que ha escrito ANTONIO CARRANZA en el blog  “La Magia de las Relaciones” sobre estos conceptos.

Ceder y Conceder